7.12.15

Una receta de Navidad: Dulce de manteca

Desde que me independicé fui una autentica negada para la adquisición de dulces navideños en casa. Harta de los empachos de turrón, y dulces varios que venían ocasionando en los años previos, recuerdo que las cestas que me regalaban en el trabajo iban directas a casa de mis padres, o hasta incluso me sacaban de algún que otro apuro para regalos de compromiso. ¡Me negaba a ver dulces que no me gustaban en la bandeja cada vez que entraba al salón de casa, solo por si le gustaban a las compañías que pasaran por casa!...  En busca de detalles comestibles más agradables a nuestros gustos, remplazaba con bombones, o alguna que otra horneada casera de dulces originales, no necesariamente tradicionales. Entre pruebas de distintos tipos (me encanta inventar mientras cocino) fui a dar con unas galletas que tenían un sabor más propio de polvorón o mantecado. Hoy vengo a traeros esa receta, para que si podéis en casa, la disfrutéis de doble manera, mientras la preparáis y mientras la compartís con vuestra familia, o vuestros amigos, que seguro en estas fechas, encontráis un ratito para ambas cosas.

DULCE DE MANTECA

Ingredientes.- (Para ocho comensales).- 400 gr de manteca de cerdo, 300gr de azúcar, 4 yemas de huevo, una cucharadita de canela, 1 kg de harina, almendas crudas o semillas de sésamo.

Preparación.- Antes de nada vamos a encender el horno, a 170 ºC para que vaya pre-calentando.Mientras prepararemos la masa que posteriormente se convertirá en nuestro rico dulce. 
Primero partimos la manteca en daditos y los dejaremos en un bol grande que meteremos al microondas en modo descongelar durante periodos cortos de tiempo, un minuto aproximadamente. Cada vez que saquemos del microondas, removeremos para terminar de desmenuzar los daditos hasta que tengamos la manteca totalmente liquida.Esto os va a facilitar mucho la elaboración.
Una vez realizado este proceso, comenzamos a preparar la masa. En el bol en el que tenemos la manteca liquida, añadimos las yemas y el azúcar. Batimos poco a poco hasta ligar bien la mezcla, entonces incorporamos la harina poco a poco y la canela después, hasta que hayamos formado una masa que comenzaremos a trabajar directamente con las manos. Una vez bien homogenea, en forma de pelota, envolvemos en papel film y dejamos reposar en el frigorífico durante al menos 30 minutos. Transcurrido este tiempo, sacamos y dejamos que pierda un poquito la temperatura durante unos 10 minutos aproximadamente para poder trabajarla mejor. Extendemos en una lámina gruesa (al menos un dedo de altura) y damos la forma deseada con los moldes que queráis, redondos, de estrella, hojas, corazones... A gusto del consumidor. Después los pondremos sobre la bandeja de horno preparada con papel vegetal. Si queréis poner alguna almendra cruda sobre algunos mantecados, o semillas de sésamo, le darán un toque más tradicional, y para mi gusto, están aún más ricas. Horneamos durante 20-25 minutos a 180ºC, hasta que estén dorados. Sacamos la bandeja del horno, y espolvoreamos con azúcar glass. Bien... ¡Ya están listas para comer!


En esta ocasión nos decantamos por las almendras que tanto nos gustan a todos en casa... Y el azúcar glass que le da este toque navideño tan especial. Estrellas y corazones que van a durar poco en esta bandeja...

Espero que os den dulces momentos, si decidís probar en casa 
¿¿Os animáis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario